Siete hábitos para aumentar tu efectividad

Cuando hablamos de personas efectivas nos referimos a aquellas personas que generan constantes resultados positivos  a través de las acciones apropiadas a cada situación. Estos resultados no solo se refieren a la vida laboral, también pueden medirse en el ámbito académico o familiar. 

La efectividad es una de las características más importantes del liderazgo, y es por ello que queremos compartir contigo alguno de los consejos publicados por el escritor y conferencista Stephen R. Covey  a finales de los 80 en su libro  “ 7 hábitos de la  gente altamente efectiva. ”  

  1. Proactividad: Una persona proactiva es aquella que  toma la iniciativa y reconoce su responsabilidad, es aquella persona que reacciona y actúa sin esperar a que otras personas lo hagan por ella.
  1. Tener un fin en mente: Este punto se refiere a la visualización, para ello es importante hacer el ejercicio de pensar quien eres y quién quieres ser en 2, 10 o 15 años.
  1. Establecer Prioridades: Una vez que tienes claro cuál es el fin o meta que quieres alcanzar, debes trazar un plan de acción, estableciendo cuales son las acciones que debes llevar a cabo, en qué orden, cuales debes hacer tu y cuales puedes o debes delegar.
  1. Ganar/ ganar: Este hábito es muy importante a la hora de las negociaciones,  pensar en que cada acuerdo que necesites hacer debe buscar ser beneficioso tanto para ti como para las otras partes involucradas.
  1. Comprender para luego ser comprendida: Aprender a escuchar activamente, sin juzgar, sin opinar y sin interrumpir,  es quizás uno de los hábitos más difíciles, pero que te hará comprender mejor lo que sucede a tu alrededor y a mejorar tu forma de comunicarte con los demás y tener relaciones más efectivas.
  2. Crear sinergias: Es decir, crear relaciones donde todas las partes involucradas obtienen una mayor comprensión mutua, aprendizaje y desarrollo. 
  1. Afilar la Sierra:  De acuerdo a Covey  todas las personas tenemos cuatro dimensiones, la física, la social, la mental y la espiritual. El hábito de “afilar la sierra” se refiere a desarrollar y dar expresión a estas cuatro dimensiones, de manera constante y coherente, con el fin de ser efectivos. A nivel físico a través del ejercicio, la alimentación y los chequeos médicos de rutina. A nivel social, a través de la empatía y la buena comunicación. A nivel  mental, a través de  la lectura, la planificación, la reflexión y la visualización y a nivel espiritual, tener claridad en nuestros valores y estar comprometidas con ellos.

         Y tú  ¿Cuál de estos hábitos consideras más importante ?  ¿Cuál de estos hábitos comenzarás a practicar ?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.